El Pasaporte Biológico español, ¿sanción sin regulación?

El Pasaporte Biológico se ha convertido durante los últimos años en una herramienta fundamental para la persecución y sanción del dopaje por parte de las Federaciones Internacionales y las Organizaciones Nacionales Antidopaje de todo el mundo. En España, su implementación ha sido más reciente, si bien a finales del año 2018 ya produjo las primeras sanciones administrativas sobre deportistas calificados como de nivel nacional.

Técnicamente, el Pasaporte Biológico del deportista es una recopilación de sus parámetros fisiológicos normales, los cuales se obtienen a lo largo del tiempo mediante la recolección y análisis de sucesivas muestras de orina y/o sangre. Posteriormente, a los datos obtenidos se les aplica un modelo matemático desarrollado por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el cual arroja diversas gráficas que son interpretadas por expertos internacionales con el fin de concluir si cualquier variación respecto a los valores normales del Pasaporte Biológico del deportista se debe con mayor grado de probabilidad a la utilización de sustancias o métodos prohibidos. Como resultado de este proceso, el informe elaborado por estos expertos se utiliza como prueba de cargo con el fin de sancionar al deportista investigado debido a la comisión de una infracción de las normas antidopaje.

En este comentario jurídico publicado originalmente por la Asociación Española de Derecho Deportivo (AEDD), nuestro abogado Alberto Yelmo, especialista en Derecho del Dopaje, analiza las posibles consecuencias de la falta de regulación del Pasaporte Biológico en la normativa administrativo-sancionadora española.

Articulo completo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *